En el debate de educación online vs educación tradicional cada vez más hay un claro ganador. La extensión del e-learning va demostrando las ventajas y beneficios que presenta frente a los métodos tradicionales. Sin embargo el factor social sigue teniendo mucho peso en la conversación.

Entonces, ¿cuál es la más efectiva?

animación-blended-learning

La educación online para la enseñanza de idiomas tiene cada día mayores seguidores en academias, colegios y universidades, públicas y privadas. Metodologías como el blended learning o el flipped classroom han ganado una gran popularidad y encontramos aulas de idiomas de todo el mundo siguiendo estos modelos.

Son muchas las razones que hacen destacar a la educación en línea sobre la tradicional, aunque hay cinco por encima de todas, como apuntábamos en este blog hace un tiempo, en el artículo “5 razones por las que la educación online es más efectiva”. Ya entonces defendíamos la eficacia de los campus virtuales y los contenidos interactivos, pero tras los últimos acontecimientos de crisis mundial, el tema vuelve a estar en boca de muchos expertos, que señalamos al e-learning como la mejor vacuna contra el coronavirus, al menos en materia educativa. Recordemos cuáles son estas razones.

 

Las cinco razones para elegir educación online vs educación tradicional

 

 

 

 

 

 

 

#1 El alumnado aprende mucho más que en los cursos tradicionales al poder estudiar a su propio ritmo. Además, la curación de contenidos y sus características multimedia ayudan a la retención de los conceptos y a mantener el interés.

 

 

 

 

 

 

 

 

#2 El aprendizaje online tiene tasas de retención más altas al estar dotados de mayor flexibilidad horaria que permite conciliar los cursos el resto de ocupaciones y obligaciones de los estudiantes. Y esto es un gran punto a favor de la educación online vs educación tradicional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

#3 Un curso online requiere de menos tiempo: los propios alumnos organizan cuánto dedicar al estudio cada día o semana lo que garantiza que el tiempo dedicado sea efectivo, y no como asistir a clase por obligación en un horario rígido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

#4 Los cursos web permiten evaluaciones más frecuentes, lo que reduce las distracciones de los alumnos (una evaluación continua con resultados frecuentes que motiva al alumno para superarse o refuerza su confianza en lo aprendido).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

#5 Es una opción más ecológica: tanto por el ahorro en papel como por la emisión de CO2 por estudiante al eliminar los desplazamientos, los cursos en línea contribuyen a cuidar el medio ambiente y reducir la contaminación.

 

Y aún hay más cosas que hacen decantar la balanza en la pregunta educación online vs educación tradicional: en materia de clases de idiomas, la introducción del reconocimiento de voz permite la evaluación y práctica de una de las habilidades lingüísticas más importantes: la fluidez oral, y las comunidades online ayudan a suplir la falta de contacto social por el que siempre se ha señalado como inferior a la enseñanza online.

A esto hay que sumar, que métodos como el blended learning o el flipped classroom, que combinan lo mejor de cada tipo de enseñanza con una semipresencialidad, son modelos perfectos para iniciarse en e-learning y comenzar a sacar partido a todas las ventajas que presenta.

 

 

 

 

También le puede interesar: