Las Virtual Classroom ya están en nuestros centros educativos debido a los cambios a marchas forzadas que el sector ha experimentado en los últimos tiempos.

Pero, ¿es suficiente?

Durante los últimos meses han sido muchas las consultas y solicitudes que hemos recibido acerca de cómo plantear el próximo curso con apoyo de tecnología educativa. Los colegios y universidades necesitan una solución de aula virtual que conserve la mayor parte posible de la atmósfera tradicional del aula. Esta solución debe ser lo más fácil de integrar posible y también minimizar la interrupción de los flujos de trabajo y los horarios. Para que eso suceda, esta solución debe tener una curva de aprendizaje baja, especialmente para aquellos miembros de la facultad que pueden ser reacios a adoptar nuevas tecnologías.

Virtual Classroom ya en nuestros centros educativos

Sin embargo, no es suficiente con que sea fácil. Hacer el cambio a un aula virtual debe tener en cuenta el progreso del alumno y cubrir todas las necesidades del día a día.

Muchos académicos, formadores, y responsables de compras académicas necesitan ayuda para elegir la mejor solución de aula virtual. Como expertos en formación e-learning, durante más de 40 años hemos ido viendo cómo alumnos han ido adoptando los nuevos medios tecnológicos.

Ante la nueva “normalidad” que deja el coronavirus en nuestras vidas, muchos de estos centros se han visto obligados a utilizar algunas propuestas gratuitas para poder hacer rápidamente una implementación en sus aulas y dar respuesta ágil a su alumnado, parcheando de la mejor manera las carencias que han surgido al no poder desplazarse a los centros de estudio.

A continuación, mostramos algunas de las herramientas de aula virtual más comunes, no para comparar, sino para ilustrar cómo encajan como piezas de rompecabezas, cómo se complementan para una educación 360º y la evolución que provocan en los centros de enseñanza. Como se habrán dado cuenta a estas alturas de experimentación con las nuevas tecnologías, un aula virtual necesita varios componentes diferentes.

 

Virtual Classroom: más alla de la videoconferencia

Muy posiblemente ha escuchado hablar de softwares videoconferencia como Zoom (reuniones o Zoom videollamadas), o Skype. Ambas funcionan bien como una solución rápida para reunir a la clase.

Los centros han aprendido que la videoconferencia también ofrece una forma de enseñar/aprender cuando no hay posibilidad de estar todos juntos en el aula.

En momentos de necesidad, estas aplicaciones fueran las primeras en utilizarse. Esto se debe a que muchos de los estudiantes de primaria y secundaria ya estaban familiarizados con aplicaciones y tecnologías similares, como Face time, Skype, Google Hangouts e incluso WhatsApp, que ahora han adaptado a la nueva normalidad para poder hacer los deberes y compartir materiales de clase en un entorno grupal. Pero el tiempo ha hecho que nos demos cuenta que el ver físicamente al alumno y profesor no es suficiente por sí solo como una solución de aula virtual.La limitación que presentan estos servicios gratuitos en el ámbito educativo se ha hecho patente rápidamente.

Limitados porque su única función es establecer una conexión visual entre las partes y permitirles la comunicación, pero a nivel de aprendizaje se queda a medio camino, y entre sus carencias permite que el alumnado se disperse con facilidad.

Muchos apagan la cámara (la imagen) y ponen una foto, y así, mientras el profesorado da su lección, el alumno está chateando o realizando otras tareas, por lo que deja de prestar atención a la clase. Bueno, esto ya pasaba también en el modo presencial, pensarán, pero afortunadamente avanzamos hacia una mejora educativa, donde las aulas virtuales, además de interconectar a estudiantes y docentes, permiten llevar un registro de acceso y seguimiento del alumno y cuentan con infinidad de recursos para mantener al alumno atento y motivado.

 

Sistemas de gestión de aprendizaje

Estos sistemas de gestión llamados LMS, Learning Management System como Voluxion Pro LMS, han sido durante mucho tiempo el corazón de las aulas virtuales y los proyectos de aprendizaje a distancia. Además de poder realizar fácilmente inscripciones de grupos, seguimiento e informes individualizados tanto de las clases virtuales, como de otras actividades escolares, facilitan debates en grupo sobre el material de lectura asignado en una comunidad / escuela o institución, añaden gamificación, etc.

Estas plataformas ayudan a organizar y distribuir semestres completos de cursos en sistemas organizacionales como los instructores lo consideren conveniente. Si avanzamos un poco más encontramos los Learning Content Management System, como Voluxion Pro LCMS, donde pueden, además de subir materiales, crear contenidos interactivos que fomenten la formación (por ejemplo, tests parciales o finales, o encuestas), así como mejorar la comunicación fluida entre maestros y estudiantes.

 

Características esenciales del aula virtual o virtual classroom

Entonces, podríamos llegar a la conclusión de quela videoconferencia para las clases y los sistemas de gestión del aprendizaje para las tareas brindan una experiencia de aula completa. Necesitamos los dos para garantizar un aprendizaje de calidad. Y mucho mejor si podemos encontrar ambos servicios integrados: mayor eficiencia, más capacidad de análisis y mayor seguridad en los datos.

Frente a esta necesidad que hemos visto, y la demanda de nuestros clientes, decidimos lanzar unaula virtual que pudiese estar integrada en cualquier plataforma, para poder facilitar al docente de mayor detalle en el seguimiento de sus alumnos. Si actualmente ya tiene una plataforma como Moodle puede perfectamente utilizar Voluxion Videoconferencia (exportando paquetes de SCORM), con un sistema especialmente diseñado para la clases y gestión de profesorado. Con opción a compartir escritorio, repositorio de archivos, pizarra virtual, listado de usuarios, chat público y privado, roles en la sala, aulas multifunción (clase, tutoría, reunión, webinar).

 

¿Pero es esto suficiente? Hacia dónde vamos en un futuro próximo Hacia dónde vamos en un futuro próximo

Actualmente muchas personas del mundo de la educación se están planteando la longevidad de los libros en papel, y su avance a la digitalización. Las escuelas, las universidades y otras instituciones educativas persiguen la adaptación y la intención de preservar tantas funciones convencionales como sea posible por el bien del estudiante. La transición de las aulas físicas a las virtuales en el futuro inmediato es visto como algo difícil, y teniendo en cuenta la diversidad de herramientas de aprendizaje en línea, podemos afirmar que falta un componente crucial: la unidad. Es decir, que con una misma herramienta el colegio o institución pueda crecer desde una simple aula virtual, a luego un LMS, de ahí incluso a digitalizar sus manuales, evitando en un futuro próximo intermediarios como los libros en papel.

 

Authoring Tool, ese paso más allá

Ya sea un administrador de la escuela en busca de una solución o un desarrollador de software en el ámbito educativo, posiblemente se encuentra en la necesidad de crear su propio contenido,ya no solo subir PDF, que eso lo pueden realizar tanto con el aula virtual como con el LMS/LCMS, sino de crear sus propios ejercicios interactivos, test de evaluación, parciales, o finales, lecturas con audio, grabación por parte de los alumnos… en este caso estamos hablando de Authoring tool, o creador de contenidos interactivos para colegios y universidades. Esta herramienta permite generar contenido multimedia que aprovecha las capacidades de los LMS para contar con seguimiento o gamificación o combinar con clases en línea, por ejemplo.

En definitiva, tenemos a nuestro alcance tecnología educativa fácil de usar pensada específicamente para trasladar de la forma más completa y eficaz las clases presenciales al online para que las capacitaciones virtuales de colegios y universidades conserven, no solo la eficiencia en la enseñanza, sino parte de la esencia del proceso educativo tradicional: un proceso compartido, común, participativo. Esto se consigue aplicando la videoconferencia a entornos de enseñanza y rodeándola de herramientas que la conviertan realmente en un as para la educación (pizarra virtual, proyector de materiales, acciones de clase). Así como un entorno virtual capaz de integrar las clases online con contenidos en línea y comunidades de estudiantes: donde todo sume al final del día de forma automática en el expediente del alumno.

Es la única manera de garantizar que la educación avance con calidad, y no con parches temporales. De convertir esta crisis en una oportunidad para renovar y mejorar el sistema educativo y prepararlo para que pase lo que pase, la educación esté garantizada, de forma presencial y también de forma remota, sin que las aulas tengan que cerrar sus puertas.

 

También le puede interesar: